lunes, 15 de septiembre de 2008

Rick Wright


La noticia, escueta, dice que Richard William Wright, mas conocido como Rick, murió a los 65 años, víctima de una enfermedad fulminante.

No hay mucha mas información, y eso es coherente con quien fuera el integrante menos expuesto de Pink Floyd.

Rick fue miembro de la banda desde sus comienzos, y se dedicó casi exclusivamente a los teclados (ocasionalmente vibrafón y trombón), que tocaba casi sin haber tenido estudios formales ni metódicos. Fue alejado de Pink Floyd por Roger Waters aproximadamente en 1979, aunque tuvo participación en varios temas del disco "The Wall". Luego de la grabación del mismo, giró con la banda por las pocas ciudades en las que el disco fue presentado, pero en carácter de músico contratado (de hecho, la gira fue un desastre económico por los altos costos de producción. Rick, al tener un sueldo fijo, fue el único de los cuatro que ganó algo de dinero).

El último disco de Pink Floyd con Roger Waters, "The Final Cut" de 1983, es sin Rick en los teclados.

Alejado Roger Waters de la banda, David Gilmour y Nick Mason deciden seguir adelante con proyectos nuevos. Durante la grabación del primer disco post-Waters, "A momentary lapse of reason", Rick es llamado e invitado nuevamente a ser parte del grupo.

La banda vuelve a los escenarios, con un éxito de público mucho mayor que en los viejos tiempos (hay que reconocer, sin embargo, que el material nuevo dista de ser equiparable a las épocas con Roger Waters).

Editan "Delicate sound of thunder" (registro de recitales en vivo) y "The Division Bell". En este último Rick vuelve a la autoría y co-autoría de un par de temas para Floyd, cosa que no hacía desde "Wish you were here" en 1975.

El último disco de esta etapa de Pink Floyd es "PULSE", nuevamente un registro de recitales en vivo, esta vez con gran cantidad de clásicos de la primera época.

Luego de algunos años de trabajos solistas de David, Roger y Rick, Pink Floyd nos dio la gran sorpresa reuniéndose para tocar algunos clásicos durante el "Live 8" de 2005. Rescato, además de la emoción de verlos en escena nuevamente, la posibilidad de haberlos visto en directo (por la tele) junto a mi esposa e hijos.

Su discografía fuera de Pink Floyd es relativamente escasa. Su primer album solista, "Wet dream" (1978) tiene un sonido claramente identificado con la banda (al igual que el primer solista de David Gilmour, de la misma fecha). Si bien es sencillo, particularmente me gusta mucho, especialmente las guitarras de un eterno colaborador de Pink Floyd, Snowy White.

Su segundo album solista fue, en realidad, una colaboración con Dave Harris. El proyecto conjunto se llamó Zee, y el único album fue "Identity".

El último solista fue lanzado luego de "PULSE" y se llama "Broken China". Es de un estilo totalmente diferente a lo que Rick había hecho hasta el momento, y contó para su elaboración con la colaboración de prestigiosos músicos invitados (entre ellos, Sinead O´Connor, Pino Palladino y el argentino Dominic Miller).

Participó en los dos discos de Syd Barrett, y en el último de David Gilmour, "On an island".

Les dejo un videíto de un tema que se llama "Breakthrough", de su disco "Broken China", tocado en vivo durante un concierto de David.



Soy fanático de Pink Floyd. Creo que las letras de Roger Waters, la increíble guitarra de David Gilmour y los teclados de Rick Wright conformaron una amalgama perfecta, que pasó por encima a la falta de un cantante destacado y, muchas veces, mejoraron mucho canciones que de por sí no eran de lo mas impresionantes.

Rick nunca fue un virtuoso del teclado. De hecho, era relativamente limitado en recursos y calidad interpretativa. Pero tenía la virtud de crear climas que fueron una columna vertebral de la obra de Pink Floyd, al punto tal que su sonido fue claramente distintivo de la banda.

Rescato de él una rara habilidad para modificar acordes agregando a veces una sola nota, enriqueciendo el resultado final de manera tal que parecía mucho mas sofisticado de lo que era.

La simpleza y presencia de su ejecución siempre me fascinaron y, confieso, me marcaron como tecladista amateur que soy.

Rick Wright falleció ayer, y con él se va, definitivamente, el sueño de ver nuevamente reunido en escena a Pink Floyd.

Ya lo estoy extrañando...

No hay comentarios: