sábado, 6 de octubre de 2007

Sincronicidad

En este blog he mencionado que no creo en la sincronicidad. Lamentablemente no tengo evidencias científicas para apoyar esta creencia... de la misma manera que tampoco existen las que demuestren lo contrario.

Dejo abierta entonces la posibilidad de que aparezca, en el futuro, una o mas pruebas a favor o en contra y, como es mi costumbre, aceptaré lo irrefutable.

Para que conste, creo en las causas simples. Cualquiera de los hechos definidos como "sincrónicos" puede explicarse, fácilmente, como obra y gracia de la casualidad.
(en otro comentario, otro día, me explayaré acerca de esto).

Hasta entonces me reservo el papel de crítico de los argumentos expuestos por aquellos que entienden que la sincronicidad existe o es posible.

Estuve visitando una página:

http://www.rogebcn.es

en donde figura un experimento propuesto como una primera fase para investigar la suerte, el azar y la sincronicidad.

Empezamos bien, entonces, tratando de experimentar y tomar conclusiones.

No queda claro cómo funciona el experimento. Completé el cuestionario propuesto y se me entregó una tabulación que no entendí.

El autor, en otro lugar de la página, ofrece detalles acerca del experimento, pero a los mismos se accede a través del ingreso de una contraseña, de la que carezco.

Por lo tanto, no puedo criticar al experimento... y no es la idea.

Repito: me parece bien que se intente.

También me es importante remarcar que el autor no parece tomar partido a favor o en contra de la sincronicidad.

No se si en otro lugar de la página define su parecer. Solamente digo que éste no aparece como evidente de la lectura que hice.

Ahora, en la página

http://www.rogebcn.es/antecedentes%20sincronicidad.htm

se entrega un "estudio" que habla acerca de la sincronicidad, y se expone que el mismo pretende un abordaje científico.

Aquí es en donde encuentro, claramente, los argumentos criticables de quienes defienden a la sincronicidad como posible, y mis comentarios a continuación pretenden establecer, solamente, una demostración de la falta de sustentabilidad de tales argumentos.

(aclaro que tomo a esta página como un ejemplo, pero son muchas otras las que podría citar. Parto de esta porque da la sensación de buscar, a diferencia de las otras, algún basamento científico que respalde o no la existencia de fenómenos acausales con significación importante para el individuo).

1) Se buscan "leyes" que justifiquen la sincronicidad, pero fuera del ámbito de las conocidas.

Cito: "Por lo tanto, estas sincronicidades deben trascender las leyes normales de la ciencia, puesto que son las expresiones de movimientos mucho más profundos que se originan en la estructura del universo y conciernen tanto a la materia como al significado de un modo inseparable."

No hay "leyes normales de la ciencia". Las leyes de la ciencia lo son o no lo son, pero todas son normales. Pueden parecer mas o menos extrañas a quien las trate de interpretar, pero la mención de "leyes normales" implica la posible existencia de "leyes anormales", concepto este carente de significado y aplicabilidad.
Por otro lado, el párrafo alude a movimientos originados en la estructura del Universo. Múltiples movimientos de tales características existen y están comprobados, y su expresión en forma de ley es absolutamente extraña para los legos (y para muchos expertos), pero todo esto dentro de la normalidad.

Sencillamente, el Universo es normal.

2) Se busca una explicación a cosas que de por sí ya la tienen.

Cito: "No sabemos porqué nos ocurren, aparentemente al azar, ciertas cosas."

Esta frase propone, de una manera clara y sencilla, una explicación a porqué nos ocurren ciertas cosas: por obra y gracia del azar.

No se qué motivo nos lleva a tratar de encontrar una intencionalidad atrás del azar. Tal vez nos da miedo sentirnos como hojas a la voluntad del viento, o puede ser que si encontramos una causa oculta sintamos que podemos influir sobre ella.

La realidad es que cada momento de nuestra vida, cada minuto o segundo, nos pone en contacto con sinfin de hechos completamente aleatorios, y que cualquier otra explicación es (o será) demasiado complicada para funcionar.

El azar es, definitivamente, la mas simple de las explicaciones. Y, en general, las explicaciones mas simples son las que terminan siendo válidas.

3) Se ponen en evidencia controversias científicas como apoyo a una posible explicación "fuera de lo establecido".

La cita sería larga, pero propongo leer completamente la primera parte del párrafo "Determinismo versus indeterminismo".

Hace rato que no se acepta el concepto determinista de Laplace, quien fue el que postuló que conociendo todos los estados de un sistema en un momento, es posible predecir el estado siguiente conociendo las leyes físicas intervinientes.

Sencillamente se ha entendido que el mundo (el Universo) es una muy compleja trama de causas y efectos, y que los sistemas naturales son altamente sensibles a las condiciones iniciales... que no es posible conocer.

Esto está expuesto en la teoría de los sistemas físicos no lineales, también conocida como la teoría del caos.

4) Se toman citas fuera de contexto, de científicos famosos, sin entender realmente a qué se refieren

Cito: "existe controversia entre determinismo e indeterminismo, que se resume en la polémica Einstein-Bohr y en la frase del primero de "Dios no juega a los dados""

La controversia, efectivamente, existió... en las décadas del 30 y 40. Hace rato que la misma no existe, ya que quedó largamente demostrado que el punto de vista de Bohr era el mas cercano a la verdad (lo cual no implica que Einstein haya estado totalmente equivocado!!).

Efectivamente, Dios no juega a los dados con el Universo, pero el funcionamiento del mismo se adecua perfectamente a los postulados defendidos por Bohr.

O sea, el autor del artículo se basa en una interpretación errónea de una controversia que hace décadas ha dejado de existir.

5) Se apelan a las leyes físicas, sin la menor rigurosidad y con abundancia de errores.

Cito: "Mientras que a nivel subatómico la física cuántica es determinista, con unas leyes dadas por la ecuación de onda de Schrödinger, cuando se efectua una medida y pasamos a nivel macroscópico, se convierte en probabilística, y lo que es mas desconcertante, el resultado observado depende de como el experimentador ha diseñado el experimento. Es famoso el experimento de la doble rendija en el que se comprueba como el hecho de hacer una medición sobre un proceso físico influye en el resultado de dicho proceso tal como afirma la mecánica cuántica."

Comentarios:
- la física cuántica difícilmente es determinística. Nadie que conozca un poco de esto podría afirmar tal cosa. Precisamente este es el punto en el que discrepaban Einstein y Bohr.
- la ecuación de Schroedinger... da como resultado una función asociada a una probabilidad !!! O sea, no es ni cerca la que define la condición de determinístico del mundo cuántico.
- al pasar al mundo macroscópico es, precisamente, en donde podemos hablar de determinismo, siempre y cuando hablemos de sistemas simples no influíbles por el concepto de caos. Es verdad que ciertos sistemas (gases dentro de recipientes) son perfectamente descriptos por ecuaciones probabilísticas, pero en general, el mundo macro es el dominio de Newton, Galileo y Einstein: todos deterministas y nada probabilísticos !!
- lo del observador como influencia sobre el observado es, precisamente, una característica del mundo cuántico, no del macro mundo...
- el experimiento de la doble rendija no tiene absolutamente nada que ver con la sincronicidad ni con nada.

6) se apelan a conceptos de avanzada, extraños a la experiencia cotidiana.
Cito: "En matemáticas también encontramos ejemplos interesantes de algo parecido."

La teoría del caos y el concepto de "atractor extraño" no tienen absolutamente nada que ver con la sincronicidad. Pero son conceptos "raros" que parecen permitirle al autor decir algo como "si estos conceptos existen, otras cosas contraintuitivas como la sincronicidad también pueden existir".

La famosa frase del aleteo de una mariposa... el mismo Lorenz se ha encargado de indicar que se trata de un ejemplo, burdo, para explicar el funcionamiento de los sistemas no lineales. En su magnífico libro "The essence of Chaos", Lorenz dice que es altamente improbable que una mariposa pueda tener esta influencia en el clima !!!


Lo que sigue en el ensayo habla de sicología (me excuso de opinar, ya que no es mi ámbito) y una serie de comentarios sobre otros intentos de la humanidad para explicar las causas no aparentes (en general, religiones). Coincido, también en general, con esta visión del autor del ensayo.


Siguiendo con la página, el autor propone la visita a un blog:

http://rogebcn.blogspot.com/

que también cae en los lugares comúnes de los autores de textos a favor de la sincronicidad.

Ejemplos:

- se cita a "una persona" que tuvo una experiencia equis (relacionada, en este caso, con Jesús y la luz).

Casi todos los libros que leí acerca de este tema basan sus evidencias a hechos acaecidos a "una persona". En algunos, como apoyo probatorio, se dan los nombres y apellidos de las personas.

Resistirá esto un análisis? Creo que no: la única manera de justificar la existencia de un concepto como la sincronicidad es a través del método científico, que implica la posibilidad de realizar experimentos controlados y repetibles.

Nada de "le pasó a una persona".

- se dan ejemplos de casos famosos.
Hay tantos buenos, y el autor menciona al de Pauli.

En otro lugar de este blog se cuenta la historia del fin de Pauli y el número 137. Es un poco distinta a la enunciada por el autor del comentario citado y, además, cae en la fácil enunciación de conceptos científicos que pretenden dar un marco "serio" a lo que después se menciona.

La constante de estructura fina, 1/137, no presenta ningún misterio irresuelto en la actualidad (también hay una entrada en mi blog sobre este tema).

De hecho, esta constante es una de las medidas mas meticulosamente y la que, de lejos, presenta la mejor concordancia entre la deducción teórica y la comprobación práctica.

Tampoco es un misterio su orden de magnitud... ni es tan raro que sea de tamaño "humano": el lector interesado podrá investigar un poco, hasta encontrar referencias varias dentro de la correspondencia de Einstein acerca de cantidad de constantes fundamentales en órdenes no lejanos a la unidad.

Volviendo a Pauli, efectivamente falleció en la habitación 137. Pudo haberlo hecho en no menos de 30 o 40 otras habitaciones con números especialmente notables en la física o matemática.

Es mas: hay por lo menos dos fuentes que cuentan que encontró la coincidencia divertida, y para nada significativa.

Sobre su frase "Nunca saldré de aquí", la misma no consta en ninguna de las fuentes que cuentan acerca de sus últimos días.

Pero por lo menos parece apropiada para alguien que se estaba internando como enfermo terminal de cancer pancreático !!!

(tal vez el autor del blog podría mencionar que Pauli fue muy cercano, en su momento, a Jung, y que colaboró con él en la elaboración de una teoría que pudiera explicar a la sincronicidad. Sin éxito, por supuesto !!).


En definitiva: si la sincronicidad es un hecho, su demostración concreta no pasa por lo expresado ni en la página ni en el blog del Sr. Rogelio Bouton.

Sin embargo, rescato y celebro su intención de indagar cíentíficamente sobre el tema.

4 comentarios:

Rafael Eslava dijo...

Hola amigo,

buena recapacitación sobre la sincronicidad, desde luego creo que la mejor forma de experimentar esta es la propia experiencia, aunque creo que de momento, será difícil demostrar su veracidad o falsedad mediante pruebas

un abrazo amigo ;-)

rogebcn dijo...

Estimado Flacus,

Mucho te agradezco el esfuerzo en penetrar en la coherencia del proyecto que mencionas. Si estás interesado en la dinámica del experimento sólo tienes que solicitarme el acceso.

Personalmente tengo la sensación de que existen fenómenos sincrónicos, pero de la mente no me fio ni un pelo, de ahí la necesidad de abordar el tema desde el método científico. Las percepciones de este tipo son frecuentes en personas con psicosis y con personalidades obsesivas, pero también entre la población normal, independientemente de su formación cultural.

Aquí en España es tarde pero quisiera comentar brevemente el resto de opiniones.

1.- Tienes razón, la palabra “normal” no es en absoluto adecuada. Se trata de un defecto en la expresión. Lo corregiré.

2.- Es posible que el azar sea la más sencilla de las explicaciones. Pero precisamente la mente humana, y debido al funcionamiento del lóbulo frontal, busca siempre el porqué de lo que observa, de ahí el nacimiento de las explicaciones religiosas y filosóficas en un inicio y las científicas después. Por supuesto eso no implica que haya una intencionalidad en las cosas que nos ocurren.

3.- A mi entender la teoría del caos es una teoría determinista.

4.- La mecánica cuántica se ha impuesto como paradigma actual en la Física pero sigue habiendo físicos que exploran explicaciones deterministas de la realidad. No creo que la controversia entre determinismo e indeterminismo , de la cual la de Einstein-Bhor era un ejemplo, esté definitivamente zanjada. La teoría de la relatividad sigue siendo la teoría más exacta que se tiene (una parte en 10 elevado a la 14).

5.- La mecánica cuántica en el nivel cuántico es determinista y computable. Es el paso, a través de una medición, a la escala macroscópica el que es probabilístico (denominado colapso de la función de onda o reducción del vector de estado). El nivel macroscópico sigue considerándose determinista y computable.
La ecuación de Schroedinger no da como resultado una función asociada a una probabilidad, dado que los coeficientes que la ponderan son números complejos, por lo tanto no se habla de ondas de probabilidad de alternativas sino de ondas complejas de alternativas.
El experimento de la doble rendija pretende reflejar la influencia del observador sobre lo observado. Estructuralmente presenta o puede presentar una analogía con la sincronicidad en el sentido de que los arquetipos del sujeto pueden condicionar ciertas cosas externas que a éste le ocurran.

6.- El concepto de atractor me parece muy interesante, pues en los fenómenos de sincronicidad aparecen sucesos que siguen una estructura parecida. Es el concepto de mala suerte por ejemplo. A veces sucede que diferentes sucesos de mala suerte se acumulan alrededor de un determinado periodo temporal.

Los ejemplos de un solo caso, científicamente no sirven para nada, tienes razón, pero están mencionados como explicación de lo que se entiende por sincronicidad después de la definición teórica. No pretenden ser una demostración sino una descripción.

Lo que pretendo citando todos esos ejemplos de física y matemáticas es reflejar una estructura que es similar a la estructura de la sincronicidad y que hasta ahora ha sido abordada por la mitología, la magia y otros factores no científicos. Es decir, las mismas estructuras que se observan en las disciplinas que estudian el mundo físico, parecen observarse también en las descripciones no científicas de los sucesos que nos ocurren a las personas.
Es posible que sea la propia estructura de la mente, la cual en definitiva es la que está detrás de ambos tipos de explicaciones, la que configure a las mismas. Por eso es interesante el concepto de arquetipo de Jung.

Bueno, nada más. Recibe un abrazo y gracias por tu interés.

Flacus dijo...

Hola Rafael, gracias por el comentario.

Justamente el tema complejo de la sincronicidad es que, por definición, implica que los sucesos tengan un fuerte significado para el sujeto.

De ahí que entiendo que la cosa se complica y se hace difícil la comprobación científica.

Quién es el que mide la "fuerte significación", sino el mismo sujeto?

Flacus dijo...

Hola Rogebn,

El agradecido soy yo, por tu respuesta.

Nada que decir, salvo en los puntos:

3) Discrepamos, hasta cierto punto. Al hablar de "caos" estamos hablando de una cantidad de interacciones, todas determinísticas, entramadas de tal manera que es casi imposible predecir el estado siguiente.

O sea... hay cierto determinismo pero, a los fines prácticos, el mismo no es realizable a través de los medios computacionales de los que disponemos.

El caos, por otro lado, tiene (por definición) una alta dependencia respecto a los estados iniciales del sistema.

Estos estados iniciales son raramente conocidos, lo cual invalida, de alguna manera, poder tener la información suficiente para definir a un sistema determinístico.

Pero dejémoslo ahí, porque tal vez las diferencias entre su opinión y la mia sean muy sutiles y no lleguen a un punto concreto de relacionamiento con la sincronicidad.

4) Hasta tanto aparezca la expresión determinista que, según Ud. algunos físicos buscan (lo cual no me consta, pero es perfectamente posible), la discrepancia determinismo - indeterminismo no existe.

Pero también te propongo dejarlo ahí, ya que no puedo atribuirme la soberbia de hablar por todos los físicos (dentro de los cuáles bien pueden estar aquellos que discrepan con los modelos vigentes).

5) Aquí es en donde tenemos el problema. Creo, y te pido me disculpes lo pretencioso, que todo este punto es incorrecto.

Si quieres que me explaye, hazme llegar un mensaje que con gusto lo haré. No lo hago ahora, motu propio, porque me temo que el asunto es largo y no se si te interesaría.

Pero solamente te dejo dos pistas: el mundo cuántico tiene una limitación, establecida por el llamado "principio de incertidumbre de Heisemberg", que establece un punto concreto bajo el cual es IMPOSIBLE saber qué pasa con algunos estados de la materia/energía.

Por lo tanto... dónde está el determinismo?

La segunda, es sobre Schrodinger. Tienes un error de concepto en la interpretación que das, ya que el resultado de la ecuación es, sin dudas, una amplitud de probabilidad.

Fue Max Born quien encontró esta explicación, aclarando el tema... inclusive a Schrodinger !!!

6) Coincidimos. Los atractores son estructuras de lo mas ricas (son fractales) e interesantes.

Pero definen un "ambito" de ocurrencia y no un camino definido (no estoy diciendo que tú digas eso !!).

Ahora... bien puedes estar en lo correcto, y que lo que conocemos como "rachas" tengan que ver con un concepto de atractor. No lo se por cierto.

Si te interesa, creo mucho en la predisposición de cada persona hacia los sucesos de su cotidianeidad.

O sea, creo que influímos directamente en la suerte o mala suerte que tenemos.

Pero esta influencia bien puede estar marcada por un atractor dentro de nuestra mente.

Para finalizar, quiero ser claro con algo que tal vez no expliqué bien:

Puede ser que la sincronicidad exista, pero lo que quiero decir aquí es que su explicación no se apoya en (varios de) tus argumentos.